1 Following
aunpoertamuerto

A un poeta muerto

El Nombre del Viento (Crónica del Asesino de Reyes, #1) - Patrick Rothfuss No empecé 'El Nombre del Viento' con muchas expectativas aparte de las que ya uno tiene cuando va a comprar un libro (las justas para que valga la pena comprarlo). Por eso puedo decir que fui parcial desde el primer momento y que mi crítica no queda emborronada por algo que quería y no fue. El señor Patrick Rothfuss peca de algo que es totalmente normal, pero que hace que su novela baje notoriamente de calidad: ser novato. Todos los escritores han tenido que publicar su primera novela con más o menos éxito y, aunque para Rothfuss ha sido la gallina de los huevos de oro, también ha sido su perdición. No entra dentro de mi limitada mente que se pueda comparar esta novela con otras grandes de su género como “El Señor de los Anillos”, cuando claramente sus personajes están pobremente construidos y languidecen a manos de un escritor novato que quiere escribir la novela épica que él nunca vivirá. No quiero ser demasiado cruel en este sentido, pero mientras los personajes secundarios simplemente son dibujados a trazos irregulares, tenemos un personaje principal recién sacado de una película de Disney, quizá de un comic y todo ello con una buena dosis de personalidad perfecta. Esa personalidad perfecta tiene un nombre en internet que sería Mary Sue, aunque en el caso de Kvothe tendríamos a un Gary Stu bien formado, con unas altas dosis de tragedia, perfección (psicológica y física), maestría y dones. Todo esto más unas considerables oraciones para rebajar la sensación (“fue una casualidad”, “me rompí 15 costillas”) hacen de Kvothe un personaje principal perfecto al que envidiarías por su vida. Por supuesto no tiene nada que ver que el escritor sea pelirrojo y tenga unos ojos tirando al verde para que pensemos que algo raro pasa aquí. Aún así, Rothfuss se ha ganado mi confianza en la maestría de contar historias aburridas y largas. No he encontrado ningún escritor que haga pasar a un personaje medio libro en el mismo lugar (la Universidad), solo contando el día a día de asignaturas, mujeres y problemas de dinero y salga tan bien parado como él. Por tanto y resumiendo, “El Nombre del Viento” no deja de ser una novela más en el género de aventuras y fantasía que se ha metido en el bolsillo de medio mundo justo en el momento correcto y con la publicidad correcta, como hizo Stephenie Meyer con su archifamoso Crepúsculo. Aunque esta vez ha sido algo con mayor calidad.